fbpx

Tradición e historia de los cuatro carnavales más importantes del Pirineo

Un año más, el Jueves Lardero da paso al deseado Carnaval. Una cita indispensable en la que los disfraces, la fiesta y la diversión son los auténticos protagonistas. Sin embargo, en muchos lugares la tradición se ha convertido en puro arte. Y es que el Pirineo, tierra de fuertes costumbres y pueblos aislados, se han mantenido ritos peculiares y extrañas celebraciones carnavaleras que han llegado hasta nuestros días, convirtiéndose en un reclamo tan cultural, como turístico. Estos son algunos de ellos, tradición e historia de los cuatro carnavales más importantes del Pirineo para poder disfrutarlos….. ¡en cuanto podamos!

Carnaval de Bielsa

Foto: Pedro Montaner

Es sin duda uno de los más conocidos por su historia y espectacularidad. En este pueblo del Sobrarbe El Carnaval de Bielsa es la fiesta más importante que se celebra en todo el año. Tanto la esencia de la fiesta como la de sus personajes han cambiado muy poco desde que comenzó esta tradición, a principios del siglo pasado.

  • Las trangas son los mozos solteros del valle los encargados de dar vida a este personaje que ataca a los niños y a las mozas.
  • Las madamas: son las mozas solteras, que serán recogidas al pasar la ronda por la puerta de su casa.
  • El onso y el domador el onso es un personaje salvaje y temido, que hace valor su fuerza allá por donde pasa.
  • El amontato también es conocido como agüeleta, este personaje simula a una abuela llevando a un hombre a sus espaldas y que empleara el látigo a diestro y siniestro.
  • El caballet simula a un hombre montado en un caballo, colocándose en la cintura un caballo de cestería y sacando las piernas por debajo.
  • La garreta  traje confeccionado con pañuelos de Portugal y una boina adornada con cintas de colores. Aunque antiguamente el traje constaba de falda y pantalón, desde hace unos años se hace también con falda.

Carnaval Bearnés de Ansó

El inicio del Carnaval Biarnés en Los Valles Tranquilos se viene celebrando desde el año 2004, de manera intermitente en Ansó y Hecho (aunque en los últimos años se ha centrado en la localidad de Ansó). El acto ha servido, entre otras, para recuperar los personajes carnavaleros típicos de ambas localidades, que junto con los disfraces propios de la región bearnesa, acompañan al Sent Pançard en este peculiar pistoletazo de salida.

Se trata de uno de los cinco carnavales más importantes de Francia y reunirá a un centenar de visitantes galos con los propios ansotanos, que también conmemorarán la festividad de San Sebastián.

El evento está organizado por la Asociación Carnaval Pantalonada de Pau, que aglutina a jóvenes que pretenden mantener las tradiciones populares y fomentar el hermanamiento entre las regiones del Pirineo. Para ello, contactaron con el Ayuntamiento de Ansó, que implicó a todo el pueblo a través de la comisión de Fiestas y la escuela.

El Carnaval de los Zarrapastrosos de Berdún

Foto: Diputación Provincial de Huesca

Otra fiesta recuperada y que volverá a perdurar en el tiempo. No se celebraba desde la Guerra Civil, pero en 2019 sus vecinos decidieron recuperarla, conservando así parte de su patrimonio inmaterial. Se trata de una representación de la eterna lucha del bien contra el mal. Antiguamente, los habitantes de Berdún se convertían en “zarrapatrosos”, al vestirse con ropas viejas o cualquier otra prenda. Mantenían sus rostros ocultos bajo el disfraz y pintaban la cara de negro a los visitantes. La fiesta se adapta a los nuevos tiempos, aunque mantiene su esencia y su espíritu, por deseo de sus organizadores. Desde aquí deseamos que la pandemia no vuelva a esconder esta bonita tradición

EL CARNAVAL DEL VALLE DE LA FUEVA

El Valle de la Fueva tiene una de las celebraciones más peculiares de la cordillera. Los vecinos de los pueblos del valle, disfrazados y formando una ruidosa caravana automovilística van recorriendo cada uno de los pueblos, aprovechando las paradas para reponer las fuerzas perdidas. En cada pueblo, los lugareños ofrecen comida y bebida a esta animada y bulliciosa caravana carnavalera, que sale y termina en Tierrantona.

El carnaval de La Fueva resurge en el año 1984 como respuesta al interés de una serie de vecinos del valle por recuperar una centenaria tradición cultural perdida tras la guerra de 1936, esta vez en forma de evento itinerante, para llevar la fiesta a cada uno de los rincones y lugares del municipio. A través de la asociación cultural creada ese mismo año, A Redolada d’a Fueba, se organiza año tras año este carnaval itinerante que recorre los núcleos habitados del valle, con los que solo y gracias a la inestimable e impagable colaboración de voluntarios y vecinos, es posible organizar.

FOTO DE PORTADA: Pero Montaner

¡Comparte!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email