fbpx

Productos de otoño y cómo cocinarlos

Sabéis que somos unos amantes de la montaña y de la cocina. Así que no se nos podía ocurrir un post mejor para estas fechas.

El otoño es quizá una de las épocas más ricas en cuanto a productos de montaña se refiere. Es el momento de maduración de muchos de los frutos de nuestros bosques y prados, ¡y tenemos que aprovecharlos!

Además, hoy vamos a contar cómo cocinar muchos de ellos… ¡Tomad nota con boli y papel!

El endrino

El endrino, aquí conocido como arañonera, en esta época es cuando tiene sus frutos, las endrinas, en el momento óptimo de maduración. Con ellos se produce un licor con una larga tradición en esta zona, el Pacharán. Se trata de una bebida que por su graduación, entre un 25 y un 30%, es ideal como digestivo, perfecto para tomar después de algunos de los platos que os vamos a ir contando. Para hacer vuestro propio pacharán casero necesitaréis, además de las endrinas, un anís especial, flores de manzanilla, granitos de café y mucha paciencia (su periodo de maduración es de alrededor de 6 meses).

Moras

Siguiendo con frutos silvestres, las moras, que tienen su época desde Agosto hasta principios de Octubre. Este fruto tiene muchas aplicaciones en la cocina, casi siempre en postres, pero también podemos elaborar zumos con ellas o incluso pueden ir en ensaladas.

Trufas

En Noviembre empezará la temporada de la trufa, uno de los tesoros del Alto Aragón, que incluso cuenta con un centro de investigación y experimentación en Truficultura en Graus. Este producto tiene muchas aplicaciones en la cocina, dándole un toque sofisticado a los platos.

Setas

Las castañas y las setas son dos productos típicos de otoño, y en ambos casos con muchas aplicaciones en cocina. Setas podemos encontrar muchas y variadas en nuestros bosques, pero quizá los rebollones y los boletus son los que más se suelen usar en los fogones. Nosotros ofrecemos un delicioso arroz con boletus y foie que no te dejará indiferente.

Nuestras carnes

Estamos en plena temporada de caza, y la caza viene siendo fundamental en nuestras cocinas desde hace siglos y esa tradición ha continuado hasta nuestros días. Son muchas las recetas que se pueden hacer con los diferentes productos que se cazan. Nosotros os mencionamos solo dos de ellos, como el Solomillo de ciervo con salsa de jengibre y lemon grass o un arroz de perdiz. El jabalí confitado o las albóndigas de corzo son otras de las joyas que podréis probar en la gastronomía pirenaica.

Pero si hay un producto estrella en nuestras tierras, esa es la carne, donde encontramos productos que fuera de aquí son difíciles de encontrar, como chiretas y tortetas. Aquí contamos con una de las terneras más codiciadas, la ternera del valle de Aísa. Con el ternasco de Aragón se pueden hacer diferentes platos y presentarlo de diversas maneras, pero para estas fechas en las que empieza a arreciar el frío y apetecen guisos, os recomendamos una caldereta de cordero.

Todos estos platos los acompañaremos de nuestros vinos, una de nuestras joyas. Los vinos D.O. Somontano se encuentran entre los mejores caldos de nuestro país. Son muchas las bodegas que forman esta D.O. y todas ellas nos ofrecen excelentes vinos aprovechando sus más de 4.400 hectáreas de viñas. Y alguna de las bodegas no solo nos regalan vino sino que lo compaginan con el arte, como las bodegas Sommos, con un edifico de Jesús Mariano Pascual que recuerda mucho a los de Frank Gehry.

Y para cerrar un buen ágape, que mejor que unos dulces. Aquí tenemos algunos que son una auténtica exquisitez, todo un regalo para los más “lamineros”, como pasteles, pastas de té, bombones, caramelos o turrones.
Caramelos Besitos, Corazones de Jaca, Coronitas de Santa Orosia, Lazos de Jaca, Collaradas, Tronco de yema, Patatas de Jaca, Jaqueses y Condes de Jaca son algunos nombres curiosos que reciben los más exquisitos dulces que se hacen por esta zona.

¡Qué aproveche!

¡Comparte!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email