fbpx

Esposa, Sinués, Candanchú y Aísa: El Valle de Aísa en sus cuatro vertientes

turismo ecologico

Aragón, Comarca de la Jacetania, Valle de Aísa. Este Valle, que linda al Norte con Ansó, al Este con Canfranc, Villanúa y Borau, al Sur con Jaca y al Oeste con Hecho, Aragüés del Puerto y Jasa, es uno de los Valles que forman el Parque Natural de los Valles Occidentales.

Aísa es el núcleo principal al que pertenecen Candanchú, Esposa y Sinués. Estos cuatro tesoros pirenaicos ofrecen multitud de actividades relacionadas con la naturaleza, el deporte, la gastronomía y la cultura.

Aísa es el pueblo principal. Está situado a orillas del Río Estarrún, afluente del Aragón, y rodeado por conocidos picos como el Aspe, de 2.640 metros de altura, o Las Blancas, con 2.131 metros. La arquitectura del municipio es una de las cosas que más llaman la atención. Los tejados son muy característicos de la zona ya que están hechos de pizarra. El Dólmen y el Ibón de Izarga son un atractivo para la zona que forman una sencilla ruta apta para toda la familia. Subir al ibón y comer en uno de los restaurantes del Valle es una de las actividades más populares. La Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción es de estilo barroco y de una única nave es la patrona de las fiestas populares.

Esposa, a 978 metros de altura, destaca por su treintena de casas con tejados inclinados. La arquitectura es de piedra oscura, propia de la zona. La Ilgesia Parroquial de San Bartolomé, del Siglo XVII, da honor a las fiestas patronales que se celebran el 24 de agosto con comidas populares, orquesta y concursos de disfraces y guiñote, entre otras actividades.

Sinués, a 1078 metros de altitud, destaca por sus tradiciones como las Jornadas Micológicas que se organizan anualmente o las fiestas patronales de la localidad. La Iglesia Románica, la Ermita de San Andrés y el Torreón son tres de los atractivos, pero sin duda alguna, el pueblo de Sinués destaca por ser la terraza perfecta para contemplar el Pico del Aspe. El folclore de esta localidad es todo un descubrimiento para los amantes de las tradiciones. Danzantes y rondalla se unen para tocar y bailar el Palotiau de Sinués, la apuesta cultural mejor conservada del pueblo. Es posible verlos actuar tanto en sus propias fiestas patronales como en otras de localidades vecinas.

Si escuchamos hablar de Candanchú lo primero que se nos viene a la cabeza es estación de esquí. Y así es. Este centro invernal pertenece al Valle de Aísa, de ahí la cantidad de establecimientos hoteleros y gastronómicos que tenemos, todos ellos de gran calidad. Además del turismo de invierno, también hay que tener en cuenta la gran variedad de actividades que se pueden realizar el resto del año en el entorno debido al enclave pirenaico. Senderismo, running, escalada o trail son algunas de los deportes que se pueden practicar. La ruta al Ibón de Estanés o la subida al Tobazo son dos de las más concurridas.

Todo esto solo es una pequeña representación de lo que se puede encontrar en el Valle de Aísa, pero sin duda alguna, la mejor opción es que nos vengáis a conocer en persona. ¡Os enamoraréis!

¡Comparte!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email