fbpx

Actividades para hacer en invierno en el Alto Aragón

sos-del-rey-catolico

En estos primeros meses del año, meses de invierno, el Pirineo Aragonés ofrece diversas y variadas actividades. Os vamos a hablar de algunas de ellas que no deberíais perder la oportunidad de practicar.

Esquí, el deporte rey del invierno

Las pistas de esquí Altoaragonesas son de las mejores y más frecuentadas de España. Cada fin de semana se llenan de familias y de amantes del deporte blanco que suben a nuestras montañas a disfrutar de todo lo que el entorno ofrece. En el momento de máximo apogeo, estaciones como Candanchú, Formigal o Panticosa son ideales para disfrutar de sus pistas y demás actividades que puedes encontrar en ellas. Amantes del esquí, no os lo penséis más y ¡subid a nuestras montañas!

Rutas en el pirineo aragonés

Pese a que hay que tener ciertas precauciones en la montaña en estos meses, pues la lluvia y el viento pueden hacer acto de presencia, muchas son las rutas y actividades que se pueden hacer en estos valles. La práctica del senderismo en este entorno es una experiencia inigualable. Nosotros os hemos propuesto alguna de ellas, como esta ruta circular del Hayedo de Abi.

Pueblos medievales

Esta es la época ideal para descubrir los pueblos de los Pirineos aragoneses, poblaciones medievales, con encanto, como si el paso de los siglos no hubieran hecho mella en ellos, con importante legado histórico y cultural, presididos por una arquitectura románica muy bien definida y representada por sus iglesias, plazas o monasterios. Una experiencia gratificante y cultural que os hará conocer más de la historia de Aragón.

Sos del Rey Católico o Alquézar no os decepcionarán.

Enoturismo

La D.O. Somontano es una de las más prestigiosas del país, y tenemos la suerte de que está ubicada en nuestra provincia, con bodegas que se pueden visitar y disfrutar de catas de sus exquisitos vinos y disfrutar del entorno en el que están ubicadas e incluso de arquitecturas únicas. Comer y beber bien es otra de las virtudes de estas tierras y que no se deben dejar pasar.

Pero si realmente queréis probar un vino del Pirineo no podéis dejar escapar la oportunidad de visitar Bodegas Bal Minuta, “el placer de saborear el alma del Pirineo”. Es un proyecto que desde hace años mira hacia las estrellas. Ha ido subiendo peldaños año a año desde el nivel del mar hasta viñedos a más de 1.300 metros de altura en Barbenuta (la más alta de la Península Ibérica), municipio de Biescas, bajo la protección de los Pirineos. También en Embún, muy cerca de nuestro alojamiento, Valle de Hecho y Rapún, en el Valle de Tena.

Aquí se ha fraguado el “Vino de las Nieves”, una experiencia única, ligera y que guarda en su interior el alma purificadora de la alta montaña. También es un proyecto familiar, nacido en las manos de Pilar Gracia y Ernest Guasch, recolectado conservando la forma de trabajar y las costumbres de los agricultores de la zona, y embotellado en el Vivero de Empresas Agroalimentarias de Adecuara en Biescas por estos dos enólogos formados en distintas bodegas a nivel internacional.

¡Comparte!

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email